Obras perdidas y encontradas de Francisco de Goya

Aníbal el Conquistador viendo Italia por primera vez desde los Alpes, 1770

Aníbal el Conquistador viendo Italia por primera vez desde los Alpes, 1770

Una pintura desconocida de Goya descubierta en un palacio secular de España en 1993. Esta pintura, Aníbal el Conquistador viendo Italia por primera vez desde los Alpes, fue pintada en 1770 cuando Goya vivía en Roma preparándose para una competencia de pintura auspiciada por la Academia de Bellas Artes de Parma.

Bajar riñiendo ( también llamado Brujas y Mujeres), 1812-29

Bajar riñiendo ( también llamado Brujas y Mujeres), 1812-29

El alguacil Lampiño cosido dentro de un caballo muerto, 1812-29

El alguacil Lampiño cosido dentro de un caballo muerto, 1812-29

Arrepentimiento, 1812-29

Arrepentimiento, 1812-29

El 27 de mayo de 2008, un periódico londinense, The Telegraph, anunció que se habían encontrado estos tres dibujos de Goya, después de haberlos considerado como perdidos por más de 130 años. La última noticia que se había tenido de ellos había sido en un remate en Paris en 1877. Se presumía que estos trabajos se habían perdido cuando aparecieron en una colección privada suiza. Pertenecen a álbumes privados de Goya y fueron arrancados después de su muerte. Las páginas de estos álbumes están dispersas ahora en todo el mundo. Los tres dibujos se titulan:

1. Bajar riñiendo (también llamado Brujas y Mujeres)
2. El alguacil Lampiños cosido dentro de un caballo muerto
3. Arrepentimiento

La Virgen Inmaculada, circa 1781

La Virgen Inmaculada, circa 1781

El 11 de octubre del 2004 un diario británico, The Guardian, anunció que se había descubierto en Málaga, España, un trabajo desconocido de Goya. El restaurador Paulino Gimenez, estaba trabajando en esta obra cuando descubrió elementos característicos de la obra de Goya. El Sr. Giménez dijo: "Encontramos imágenes ocultas típicas de Goya" Esta pintura titulada La Virgen Inmaculada, contiene similitudes a otras de Goya del mismo período, en particular la imagen oculta de un gato. El tema de la pintura es la Virgen María parada sobre una nube con los brazos abiertos. Los rayos X revelaron un gato oculto debajo de los pies de la Virgen. Esta pintura había sido atribuida a Mariano Salvador Maella que había trabajado con Goya como pintor de la corte de Carlos IV y se cree que es de alrededor de 1781.

El 22 de abril de 1911, en el Museo de Bellas Artes de Boston se descubrieron dos pinturas que se cree pueden haber sido obra de Goya. Fueron descubiertas por Valerian Von Loga que era curador del Museo de Berlin y un conocedor de arte alemán. Loga había viajado a América para estudiar arte español. Se cree que las obras de Goya son retratos. La identidad de uno de los retratos es desconocida, pero el nombre, "Francis O. Govay Lucientes" aparece en la parte de abajo del otro. Se supone que datan del año 1769.

Aparecen pinturas valiosas Dos retratos de Goya descubiertos en Boston por un experto alemán Especial para The New York Times

Boston, Abril 28 – Dos pinturas del maestro español Goya sobre las cuales la literatura artística guarda silencio, fueron descubiertas ayer en el Museo de Bellas Artes de Boston por Valerian Von Loga, curador del Museo de Berlin y sobre todo conocedor del arte alemán, que ha venido a América a estudiar pintura española. Ambas pinturas son retratos. Se desconoce la identidad de una de ellas. Debajo de la otra se puede leer “Francis O, Govay Lucientes”. Sin embargo el Sr. Loga considera que esta inscripción no corresponde al hombre retratado.

“Pueden haber sido pintados en 1769, en la flor de la vida de Goya” dijo Mr. Loga. “Su calidad no es inferior a las otras pinturas de este maestro. Más bien aumentan su fama antes que restarle valor”.

El Sr. Loga es autor del mejor trabajo sobre Goya Ha recogido todo el material disponible de este maestro español y suponía que su investigación sobre este pintor estaba completa hasta que descubrió estas pinturas de Goya en el Museo de Arte. The New York Times

AVERIGÜE AHORA

si su pintura o dibujo es un de Goya auténtico